Estados Unidos se prepara para conmemorar el 19° aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas en la ciudad de Nueva York, el mayor ataque terrorista en la historia de EEUU. Los eventos conmemorativos se realizarán a la sombra de la pandemia de coronavirus (COVID-19); el país norteamericano continúa siendo el más afectado por el virus a nivel mundial.

Los ataques contra las torres gemelas prepararon el terreno para la ocupación estadounidense de Afganistán e Irak, afectaron profundamente la forma de viajar y aumentaron el racismo y la islamofobia.

A pesar de que en los últimos 19 años Estados Unidos ha realizado una campaña contra el terrorismo, que costó cientos de miles de muertes en Afganistán y Oriente Medio y costó billones de dólares, su lucha en la región no ha terminado.

Sin embargo, según el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la pandemia de coronavirus ha afectado mucho más al país que los atentados del 11 de septiembre.

Las estimaciones de Trump se basan en que los atentados terroristas del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York dejaron aproximadamente 3 mil personas muertas, mientras que la pandemia de coronavirus ha dejado hasta la fecha más de 195 mil muertos en el país.

Trump describió el brote de coronavirus como un "ataque mucho peor" que el de "Pearl Harbor" y el del 11 de septiembre.

Pearl Harbor es una base naval cerca de Honolulu, Hawai, que fue atacada por las fuerzas japonesas en diciembre de 1941. El bombardeo mató a 2.403 estadounidenses e hizo que Estados Unidos entrara en la Segunda Guerra Mundial.

Según informes, la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos ha dejado a más de 37 millones de personas desplazadas tras los atentados del 11 de septiembre.

En los últimos 19 años los talibanes han ganado más poder en Afganistán y Trump, quien declaró en varias ocasiones que la ocupación estadounidense de ese país fue un gran error, prometió traer a los soldados estadounidenses en Afganistán de regreso a sus hogares e inició el proceso de paz con los talibanes después de las negociaciones de su administración que duraron casi dos años.

La administración Trump también pretende retirar las tropas estadounidenses en Siria e Irak y anunció recientemente que reducirá el número de soldados en Irak de 5.200 a 3.000 este mes.