Estados Unidos llegó este sábado a 4 millones 611 mil 517 casos confirmados de COVID-19 y 154 mil 319 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.
Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del domingo) es de 61 mil 270 contagios más que el viernes y de mil 181 nuevas muertes.
Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 32 mil 694, más que en Francia o España. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23 mil 536 personas.
A Nueva York le siguen en número de fallecidos la vecina Nueva Jersey con 15 mil 830, California con 9 mil 233 y Massachusetts con 8 mil 609 (sin variación con respecto a la jornada anterior).
Otros estados con un gran número de muertos son Illinois con 7 mil 700, Pensilvania con 7 mil 219, Florida con 7 mil 22 (con 179 decesos más que el viernes), Texas con 6 mil 779 (151 fallecidos más), o Michigan, con 6 mil 457.
En cuanto a contagios, California suma 506 mil 592 (con 13 mil 196 nuevos positivos), le sigue Florida con 480 mil 28 (con 9 mil 642 casos adicionales), tercero es Texas con 444 mil 738 (9 mil 36 más), y Nueva York cuarto con 415 mil 767.
El balance provisional de fallecidos -154 mil 319- ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100 mil y 240 mil muertes a causa de la pandemia.