El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la región española de Aragón ordenó sacrificar a casi 93 mil visones en una granja de la ciudad de Teruel, luego de que resultaron confirmados al virus SARS-CoV-2.
Mediante un comunicado del 16 de julio el Departamento informó que se matará a 92 mil 700 especímenes de dicho animal, criados para usar su pelaje, ya que siete empleados del establecimiento resultaron positivo a Covid-19, así como los visones.
Por lo que el 22 de mayo la dependencia gubernamental clausuró la granja ubicada al este del país, llevó a cabo una evaluación y tests diagnósticos al azar. En un comienzo dieron negativo, no obstante, al repetir las pruebas el 7 de julio el 87% de la muestra, es decir, 78 de 90 ejemplares examinados fueron encontrados con el virus.
Por otra parte, el Departamento precisó que no pueden concluir acerca si “hay transmisión de humano a animal o viceversa”, siendo que “no se ha detectado ningún comportamiento anormal en los animales ni ha habido un aumento en la mortalidad en ellos”.
Finalmente, como medida para evitar la propagación de la enfermedad, todos lo visones serán sacrificados.
España reporta más de 260 mil contagios del nuevo coronavirus y 28 mil 420 decesos por la enfermedad, de acuerdo a la Universidad John Hopkins.