Un incidente que ocurrió en el norte de Texas relacionado con el uso de mascarillas en lugares públicos ha captado la atención a nivel nacional.

La confrontación entre una pareja y los encargados de un restaurante se volvió viral luego de que la pareja denunciara que en el establecimiento ‘Hang Time Sport Brill & Bar’ ubicado en Rowlett, al este de Dallas, les exigió que se removieran las mascarillas.

 

La mesera y el supervisor del lugar presuntamente les exigieron varias veces a la pareja quitarse las mascarillas y también los amenazaron con correrlos del lugar si se negaban a removerse el cubrebocas.

La pareja supuestamente les hizo saber a los encargados que no querían removerse su mascarilla dentro del sitio para proteger a su hijo con inmunodeficiencia.

Durante el incidente el momento más tenso habría llegado cuando la mesera que les asistía les pidió quitarse la mascarilla o a retirarse del sitio, por instrucción del gerente.

El incidente lo publicó Natalie Wester en sus redes sociales, y explicó que ella y su esposo José López-Guerrero usan el tapabocas porque tratan de proteger a su pequeño hijo de 4 meses, que sufre de fibrosis quística.

Get our free mobile app

Según la mesera, el gerente del sitio no estaba de acuerdo con el uso de mascarillas por considerarlo una cuestión política.

Una vez recibieron la respuesta del personal, dijeron que no quisieron afectar la velada de sus amigos y abandonaron el lugar. Poco después publicaron en Facebook los detalles de lo ocurrido y su publicación se volvió viral.

El propietario del bar, Thomas Blackmer, en una declaración le dijo al Dallas Morning News que él tomó la decisión de no permitir mascarillas en su establecimiento en abril y al que no le pareciera podría irse a otro lugar.