Los empresarios que despidan personal en diciembre corren el riesgo de recibir sanciones administrativas y hasta parar en la cárcel, establece el Acuerdo tripartita entre el sector empresarial, el sector obrero y el Gobierno de México respecto a la subcontratación.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), diciembre es un “mes negro” para el empleo, pues de forma cíclica se pierden fuentes laborales con prestaciones en ese mes, mismas que han ido en aumento.

En diciembre de 2012, el IMSS reportó la pérdida de 232 mil 892 empleos formales, mientras que el año pasado, la cifra aumentó a 382 mil 210 fuentes laborales.

Ayer por la mañana, el Gobierno Federal y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), firmaron el documento en Palacio Nacional. En el cuarto punto, los firmantes pidieron a las empresas que detengan los despidos masivos en diciembre, pues en caso de que se encuentren irregularidades, las autoridades podrían hasta meter a la cárcel a los empresarios.

“Se hace un llamado a las empresas que manejan nóminas para que de inmediato dejen de desarrollar prácticas irregulares perjudiciales para los trabajadores, como darlos de baja masivamente en diciembre. El IMSS, el Infonavit y el SAT harán un exhorto formal a estas empresas y de encontrarse irregularidades o posible comisión de delitos, se procederá de inmediato administrativa o penalmente”, detalla el acuerdo.

En la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado por representantes de los sectores empresarial y obrero, explicó que durante las mesas de diálogo para dar forma a la reforma de la subcontratación hubo coincidencias en que debe eliminarse la práctica de despedir a trabajadores subcontratados durante diciembre.

“Los empresarios están porque se resuelva este asunto que se fue creando por la práctica ilegal, inmoral de despedir a trabajadores y no reconocerles sus prestaciones, sobre todo de fin de año, en este mes de diciembre, el que despidan a trabajadores sin entregarles aguinaldo, sin el reparto de utilidades”, dijo el mandatario.

En entrevista con El Sol de México, José Medina Mora Icaza, secretario general con licencia y candidato único a la presidencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que no están en contra de la supervisión y que la labor de las autoridades es aplicar la ley.

“En el caso de que haya alguna empresa que esté abusando del esquema y que esté dando de baja a los trabajadores en diciembre para luego volverlos a contratar, la autoridad está en todo su derecho de aplicar la ley. Lo que sostenemos en Coparmex es que lo que se debe de cumplir es la ley, no se debe aplicar nada más allá de la ley, pero tampoco nada menos”.

Sin embargo, aclaró que no todos los despidos son ilegales.

Además, Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), dijo a este diario que desde 1998 hay una estacionalidad en el empleo que se caracteriza por la pérdida de fuentes laborales en el último mes del año.

“Se crean empleos en verano y disminuyen en diciembre. Se terminan los contratos eventuales, porque ese mes hay muchos feriados y ausentismo y también disminuye el nivel de obras de la construcción, donde se pierden 140 mil empleos”, mencionó.

“Pero el presidente se lo atribuye al outsourcing y la estacionalidad no se va a acabar”, aseguró.