Los gestos de amor entre los nuevos habitantes de la Casa Blanca son de alto contraste en comparación con el trato que mostraron Donald y Melania Trump quienes no en pocas ocasiones mostraron públicamente muestras de desencanto y antipatía entre ellos.

Han pasado apenas unas horas desde que Joe Biden tomó posesión formal como el nuevo presidente de los Estados Unidos de América pero el demócrata de 78 años de edad, no ha dejado pasar la oportunidad de desear un mensaje de amor a su esposa, la doctora Jill Biden.

A través de cuenta de Instagram, el mandatario compartió un video donde la actual primera dama extiende su mano para encontrarse con la de su esposo y dar un apretón en posible señal de apoyo. Las imágenes se acompañan del mensaje: “Te amo, Jilly, y no podría estar más agradecido de tenerte conmigo en el viaje por delante”.

Un mensaje similar se puede leer en las memorias de Biden publicadas en 2007, Promises to Keep. “Ella me devolvió la vida. Me hizo empezar a pensar que mi familia podría volver a estar completa”, escribió respecto a la llegada de Jill a su vida luego de que perdiera a su esposa e hija en un accidente vial.

Jill, quien ha dicho que no tiene pensado dejar sus actividades como profesora ahora que ocupará la posición de primera dama, ha ocupado su cuenta de Instagram para compartir con los simpatizantes momentos de su historia de amor a través de imágenes del pasado.

En una de esas imágenes se puede ver a la joven pareja en una imagen con tono sepia en contraste con una captura actual de ambos en campaña utilizando cubrebocas. La publicación se acompaña del mensaje: “Cómo empezó y cómo va.”

Según ha relatado Jill sobre su historia de amor se la deben al hermano de Joe quien concertó una cita entre ellos. Por la diferenecia de edades, cerca de 10 años de diferencia y el estilo formal de él, ella pensó al principio que la relación no tendría futuro.

Sin embargo, la pareja comenzó a tomarse las cosas en serio y Jill tendió lazos rápidamente con los dos hijos pequeños de Joe: Beau y Hunter. Sin embargo el matrimonio no llegaría sino hasta 1977 y cuatro años después llegaría su hija Ashly, a quien vimos junto a la pareja en la Toma de Protesta.