El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su Gobierno no se cederá ante ninguna intimidación o amenaza para limpiar de corrupción y garantizar la paz en el País.

Cuestionado sobre si consideran un reto al Estado el asesinato de un juez federal y su esposa en Colima, López Obrador dijo que no habrá impunidad en el caso y se mantendrán entregados en la encomienda de que haya justicia y tranquilidad para los mexicanos.

"Ya tengo información pero, como es obvio, no podemos hablar de este tema hasta que concluya el proceso, que se investigue bien, porque así se va avanzando. Lo que puedo decir es que no hay impunidad y que los que cometen estos delitos son castigados, van a ser castigados, y estamos trabajando de manera conjunta", respondió.

"Sí es un asunto de Estado, por lo mismo interviene la Fiscalía y estamos trabajando también de común acuerdo con el Poder Judicial. La intimidación no procede porque nosotros tenemos como encomienda y mandato el garantizar la paz y la tranquilidad en el País y no vamos nosotros a ceder ante ninguna amenaza, ninguna intimidación, nada nos va a detener para limpiar de corrupción el País, que haya justicia y se garantice la paz, ese es el propósito".

El Mandatario recordó que para cumplir con esta tarea, todos los días se reúne el Gabinete de Seguridad y se mantiene coordinación con los Gobiernos estatales, además de que se tiene muy bien definida la separación entre la autoridad y los grupos criminales.

"El recibir nosotros el parte, el reporte diario de lo sucedido en las últimas 24 horas, el no delegar este tema que tanto preocupa a la población, sin asumirlo de manera personal, eso ha sido muy importante, la coordinación y al mismo tiempo, la perseverancia, el estar constantemente atendiendo el problema de seguridad", expuso.

"No permitir la corrupción y la impunidad, que no haya contubernio entre la delincuencia y las autoridades, como era antes que no había fronteras, no se sabía dónde terminaba la delincuencia y comenzaba la autoridad, ahora hay una línea bien definida, estamos separados delincuencia y autoridad".