Ante la declaración y regreso al Semáforo Rojo, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro señaló esta medida se tomó para garantizar un mejor cuidado al personal de salud, médico y desde luego a la población en general.

La razones por las que lo llevaron a regresar a semáforo rojo, explicó Rosas Aispuro, fue el aumento de casos positivos; la positividad de pruebas que se han realizado y la mayor demanda hospitalaria que es cuando las personas deben tomar medidas o precauciones a tiempo.

"Nosotros todavía no estamos desbordados en las demandas hospitalarias", afirmó el gobernador.

Al respecto, señaló que aún poseen capacidad hospitalaria, sin embargo, si siguen aumentando los contagios como se dieron en la última semana de octubre, podría ser una situación crítica.

En entrevista con Salvador García Soto para Noticias de la noche, Aispuro destacó que con esta decisión disminuirá la movilidad y eso permitirá el número de contagios por Covid-19, y afirmó que si se siguen estas medidas sanitarias el estado volverá a los números que tenía hace semanas donde Durango fue uno de las entidades con menos contagios, fallecimientos, pero hasta hoy, las situación se ha complicado para enfrentar junto con la sociedad el problema.

Dijo además que está el compromiso con todos los alcaldes para que de manera conjunto se puedan vigilar las medidas ya impuestas y recalcó que el problema existe en las tres ciudades más importantes de Durango.