El presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, imputado por supuesto lavado de dinero junto con el exdirector de Pemex, Emilio N, promovió una demanda de amparo en el que acusa al presidente Andrés Manuel López Obrador de encabezar desde la conferencia mañanera una “persecución política” en su contra.

“Los actos que se reclaman mediante la presente demanda son precisamente las manifestaciones públicas o declaraciones, hechas por el Presidente de la República, ostentando dicha investidura (y no la de un particular) en relación al proceso penal que enfrenta el quejoso”, señala la demanda.

“Estas manifestaciones son claramente lesivas de los derechos humanos y garantías del impetrante, en forma directa, al acceso a información plural (oportuna y veraz), y en forma indirecta, a la presunción de inocencia, a un debido proceso y al acceso a la justicia imparcial”.

La demanda fue interpuesta por Alejandro Ramírez Lares, apoderado legal de Ancira, ante el Juzgado Décimo Sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México. En ella denuncia que debido a los dichos de López Obrador durante sus conferencias matutinas en Palacio Nacional, se ha sometido al empresario a un linchamiento continuo y público.

Por ello, el empresario pidió al juez federal que ordene al Presidente de México, mediante una suspensión, abstenerse de emitir “cualquier pronunciamiento, manifestación o declaración pública” como titular del Poder Ejecutivo Federal, que sea contrario al derecho de presunción de inocencia de Ancira.

“(Que) se abstenga de emitir cualquier pronunciamiento, manifestación o declaración pública que sea contrario a los principios de autonomía de la Fiscalía General de la República e independencia judicial.