Un hombre de Oklahoma fue arrestado luego que sus hijos murieran al quedar encerrados en un auto por cinco horas.

Dustin Lee Dennis, de 31 años, fue acusado de asesinato en segundo grado por la muerte de sus hijos menores de cinco años.

El reporte policial dice que el hombre fue con los niños a un supermercado. Dennis regresó a casa y durmió por varias horas.

Al despertar comenzó a buscar a sus hijos. Los encontraría en su camioneta. Dennis entró a los niños a la casa y llamó al 911. Los paramédicos que llegaron a la escena no pudieron salvar las vidas de los menores.

El padre se encuentra en la prisión de Tulsa. Su fianza es de 1 millón de dólares.