El 5% de los brasileños se negaría bajo cualquier circunstancia a vacunarse contra el coronavirus y otro 20% indicó que podría no hacerlo, según una encuesta publicada el domingo en el periódico O Estado de S. Paulo.

Las razones dadas por quienes desconfían de tomar una vacuna incluyeron dudas sobre su seguridad y efectividady teorías de conspiración infundadas como el miedo a la manipulación genética, la implantación de un chip al tomarla y que está hecha con fetos abortados.

El sondeo de Ibope para la organización no gubernamental Avaaz encuestó a mil personas en todo el país, dijo el diario.

De los que expresaron su renuencia a vacunarse, el 34% estaba en el rango de edad de 25 a 34 años, y el 36% eran cristianos evangélicos. La encuesta mostró que el 75% de los brasileños aceptarán vacunarse cuando haya una medicina disponible.

El sondeo se produce después de que el presidente Jair Bolsonaro, quien constantemente ha minimizado la gravedad del brote de coronavirus, reiteró la semana pasada que las vacunas para el Covid-19 no serán obligatorias cuando estén disponibles.

Brasil tiene la segunda cifra más alta de casos de coronavirus y muertes relacionadas a su enfermedad en el mundo, con las infecciones alcanzando los 4.1 millones y los decesos sumando 126 mil 203.

MÉXICO TENDRÍA SU VACUNA EN 2021

México tendría su propia vacuna contra Covid-19 tan pronto como entrada la primavera boreal del 2021, estimó la investigadora que coordina los esfuerzos locales, en medio de la vertiginosa carrera global por el antídoto contra la enfermedad que ha contagiado a más de 26 millones de personas en todo el mundo.

La doctora Esther Orozco, coordinadora del grupo científico que representa a México ante la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés), dijo que un proyecto basado en el virus que transmite la enfermedad de Newcastle es el candidato más viable para conseguir la primera vacuna hecha en México.