Con la llegada de la fecha de reapertura programada desde hace días, y un sinfín de protocolos y modelos sanitarios en funcionamiento, Las Vegas vuelven hoy a operar sus casinos, y apuesta a recuperar lentamente el nivel que la transformó como en uno de los destinos más visitados de los Estados Unidos.

Como gran parte de los Estados Unidos, Las Vegas se mantuvo cerrada a los visitantes desde mediados de marzo, decisión que si bien causó reclamos y cuestionamientos, se cumplió de forma cabal. Pero ahora, tal como afirma el gobernador de Nevada, Steve Sisolak:

“Los complejos de casinos locales están listos para recibir a los visitantes de manera segura. Damos la bienvenida a los visitantes, pero tomaremos todas las precauciones posibles”.

De esta manera, Las Vegas volverá a trabajar pero mostrará a partir de hoy una cara muy diferente a la que tenía hasta febrero de este año. “El mundo ha cambiado y Vegas está cambiando con él”, señalaron desde la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA).

El empresarios Steve Hill recordó que “la idea detrás del nuevo anuncio es tranquilizar a los visitantes de que, si bien Las Vegas podría no parecer familiar, sigue siendo el mismo lugar. La gente piensa en Las Vegas como un escape, y aún puede ser un escape de lo que todos han tenido que pasar en los últimos dos meses y medio o tres“.

Al menos por ahora, lo más importante de la reapertura de Las Vegas son los hoteles y los casinos. Entre los establecimientos emblemáticos de la Strip que abren hoy se incluyen el New York-New York, The Cosmopolitan of Las Vegas, el Bellagio, el Caesars Palace, el Flamingo, el Venetian y el Wynn Las Vegas.