Varias cadenas internacionales de televisión detuvieron su programación por un lapso de ocho minutos y 46 segundos, tiempo que el afroamericano George Floyd estuvo sometido en el suelo, imposibilitado para respirar, por el policía Derek Chauvin, lo que provocó su muerte.

Ante las constantes protestas por el asesinato de George Floyd a manos de la brutalidad policial de Minneapolis, MTV, Nickelodeon, Comedy Central, VH1 y Paramount, mismas que pertenecen al grupo ViacomCBS, se pronunciaron contra el racismo.

Dichos canales de televisión de paga mostraron una imagen completamente en color negro con la frase “No puedo respirar”, sentencia que dijo el fallecido ante la imposibilidad de respirar mientras se encontraba con el cuello presionado por la rodilla del policía; el video lo acompañó un efecto de sonido que alude a jadeos por la asfixia.