Un menor de 14 años fue atacado por un caimán de unos 2,7 metros de largo cuando se lanzó a una laguna en Rotonda, en la costa oeste de Florida, y tuvo que ser llevado en helicóptero a un hospital pediátrico.

Medios locales señalaron este miércoles que la madre del adolescente y varios perros de la familia estaban cerca cuando el caimán lo atacó el martes.

El joven fue mordido en una pierna y presentaba laceraciones y una fractura cuando fue trasladado al All Children's Hospital de St. Petersburg, de acuerdo con el medio digital yoursun.com de Englewood, localidad de la misma zona.

Un portavoz de la Comisión de Conservación de la Vida Salvaje de Florida señaló a un canal local de CBS que cuando alguien está cerca o dentro de un lago, río o canal de este estado "hay buenas posibilidades de que haya presencia de caimanes".

Se debe extremar la vigilancia y tener controlada la zona en un ángulo de 360 grados, dijo el portavoz Adam Brown.

Después del ataque, los tramperos que trabajan para la Comisión fueron enviados al lago para atrapar al caimán, que fue llevado a una granja para estos animales.

Los caimanes y los cocodrilos de Florida son animales protegidos contra los que solo se puede actuar cuando hay riesgo inminente para la vida humana.

Florida cuenta con una población de unos 1,3 millones de caimanes, gracias a un exitoso programa que hace décadas logró sacarlos del peligro de extinción.

En 2018, el organismo que se encarga de la conservación de la fauna en Florida puso en marcha una línea telefónica gratuita para atender llamadas relacionadas con situaciones de peligro creadas por caimanes.