El gobernador Greg Abbott dio el martes luz verde a la reapertura de las zonas de comedores dentro de los centros comerciales en Texas.

De acuerdo a orden ejecutiva, todos las zonas de comidas conocidas en inglés como food courts pueden abrir de inmediato, bajo reglas de distanciamiento social. También se ordena que las mesas se limiten a seis comensales, “manteniendo una distancia de seis pies entre las personas sentadas en diferentes mesas".

En otras instrucciones relacionadas con la reapertura en medio de la pandemia por coronavirus, Abbott también dijo el martes que clases de educación vial pueden reanudarse de inmediato.

Otra orden: A las 12:01 a.m. del viernes, los parques acuáticos pueden reabrir al 25% de su capacidad y se pueden reanudar los entrenamientos para programas de deportes recreativos para adultos.

“Pero los juegos y competencias similares no podrán comenzar hasta el 15 de junio de 2020”, dijo Abbott en su orden ejecutiva emitida el martes.

Abbott relajó las restricciones de covid-19 para más categorías de negocios y actividades ocho días después de decir que Texas ha contenido la propagación del virus lo suficiente como para comenzar la Fase II de su plan de reapertura.