Las cifras de turistas internacionales a nivel mundial cayó en un 65%, confirmó la Organización Mundial de Turismo (OMT).
En un comunicado exponen que las llegadas de turistas internacionales cayeron un 93% en junio en comparación con 2019, según los últimos registros.
La cifra muestra la grave repercusión que ha tenido el Covid-19 en el sector.
Según el nuevo número del Barómetro del Turismo Mundial del organismo especializado de las Naciones Unidas, las llegadas de turistas internacionales se redujeron en un 65% durante la primera mitad del año.
“Se trata de un desplome sin precedentes causado por el cierre de las fronteras en todo el mundo y la introducción de restricciones de viaje como respuesta a la pandemia”, cita el comunicado.
En las últimas semanas, un número creciente de destinos ha empezado a abrirse de nuevo a los turistas internacionales.
La OMT informa de que, a principios de septiembre, el 53% de los destinos han aligerado las restricciones de viaje.
No obstante, muchos gobiernos se mantienen cautelosos, y este último informe muestra que los confinamientos impuestos durante la primera mitad del año han tenido un impacto demoledor en el turismo internacional.
La caída drástica y repentina de las llegadas ha puesto en riesgo millones de puestos de trabajo, así como a innumerables empresas, cita el reporte.
Costo económico
Según la OMT, el desplome de la demanda de viajes internacionales en el periodo enero-junio de 2020 se traduce en una pérdida de 440 millones de llegadas internacionales y de alrededor de 460 mil millones de dólares de los Estados Unidos.
Las pérdidas en ingresos por turismo internacional multiplican por cinco las registradas en la crisis económica y financiera global de 2009.
Regiones
Europa fue la segunda región del mundo más afectada, con un descenso del 66% del número de llegadas de turistas en la primera mitad de 2020.
En América (-55%), África y Oriente Medio (ambas -57%) sufrieron también.
En Asia y el Pacífico, la primera región que sintió el impacto por el coronavirus en el turismo, fue la más duramente golpeada, con una caída del 72% de los turistas en el semestre.