Una boda celebrada en Patna (India) propaga el coronavirus entre 80 de sus asistentes y provoca que el novio fallezca dos días después, según informa Hindustan Times.

Las autoridades del estado de Bihar se mostraron inquietas este lunes al descubrir que al menos 80 de los 394 nuevos casos registrados de Covid-19 se debían a la celebración de una boda el pasado 15 de junio en Patna. Además, supieron que el novio, que padecía fiebre, falleció solo dos días después sin llegar a hacerse la prueba. Se han recogido 300 pruebas entre los invitados, por lo que el número de infectados aún puede aumentar.

Según declaró un vecino, "el novio, un ingeniero de software en Gurugram, tenía fiebre y había insistido en no casarse el 15 de junio. Sin embargo, sus padres le dieron algunos medicamentos y le convencieron de lo contrario".

El doctor Abha Kumari, del hospital de Paliganj, declaró que a los dos días el novio se encontraba muy deteriorado y antes de llegar al hospital ya había muerto. Sus familiares decidieron incinerar el cuerpo antes de hacerle la prueba de coronavirus y sin avisar a las autoridades. Cuando un equipo médico acudió a la casa del novio, los familiares dijeron que se trataba de un ataque cardíaco. Después de este incidente, la familia se ha mudado.

Tras la muerte de este hombre, los asistentes a la boda se alarmaron y comenzaron a ir al hospital para hacerse las respectivas pruebas. Según Kumari, la mayoría de los pacientes son asintomáticos y se les ha pedido que permanezcan en cuarentena. Un empleado del hospital afirma que el virus puede haberse extendido también por la región donde se celebró la boda.