Parker, de apenas unos días de nacido fue colocado en los brazos de su madre fallecida, para guardar ese momento en el recuerdo de la familia, y sin esperarlo, mostró una sonrisa plena.
La abuela del pequeño que llevará el nombre de Parker, decidió llevarlo hasta el regazo de su hija para fotografiarlo, pero éste al sentir su calor sonrío de felicidad y ese momento quedó captado.
La fotografía se hizo viral en redes sociales, al ser publicada por la familia, causando conmoción por la historia.
La madre del bebé Parker, Teegan Barnard, originaria de Havant, Inglaterra, sufrió muerte cerebral tras dar a luz, lo que la llevó a estar en coma por varios días hasta que falleció.
Ver a Parker en los brazos de su madre, donde pertenece, ha sido muy importante para mí, los junté en cada momento posible. Ahora que ella se fue, vestimos a Parker con chalecos con la foto de su mamá. Quiero mantenerla siempre cerca de él, dijo la abuela al periódico británico The Sun.
La chica estaba feliz por la llegada del niño, lo que la llevó a elegir el nombre que consideraba perfecto, sin embargo su salud no resistió el parto y murió.
“Estoy tan orgullosa de Teegan que deseo que estuviera aquí para verlo por sí misma, la extraño tanto, es insoportable. No puedo imaginar el futuro sin ella, sin escuchar su hermosa voz de nuevo”, apuntó la madre.