Una tormenta de nieve azotó este miércoles el noreste de Estados Unidos en un momento clave de la pandemia de Covid-19, días después de que arrancó la vacunación y en medio de una oleada del coronavirus en que multitudes buscan pruebas cada día.

La nieve caía desde el norte de Virginia hasta puntos al norte de la ciudad de Nueva York a última hora de la tarde. La tormenta podría dejar hasta 0.6 metros de nieve en algunos lugares para el jueves.

De acuerdo con CNN, al menos mils 344 vuelos han sido cancelados por la tormenta en el este de EU.

La pandemia agregó nuevos retos y decisiones para los funcionarios: decidir si cerrar los sitios de prueba, el manejo de la remoción de nieve y redefinir los calendarios escolares tomando en cuenta que ya muchos alumnos toman clases desde casa.

"Nuestro titular de hoy debería ser, 'Si no es una cosa, es otra", dijo el Gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, al dar a los residentes una guía para tormentas que es nueva este año: usar mascarilla si ayuda a sus vecinos a palear.

Aun así, los funcionarios dijeron que no esperaban que el invierno interrumpiera la distribución de vacunas, que comenzó el lunes para los trabajadores de atención médica, el primer grupo de estadounidenses en recibir las vacunas.

Los primeros 3 millones de inyecciones se limitan estrictamente a esos trabajadores y a los residentes de hogares de ancianos.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que la tormenta traería "una sobreabundancia de peligros desde el Atlántico medio al noreste", incluida lluvia helada en el Atlántico medio, nevadas intensas en el área de la ciudad de Nueva York y el sur de Nueva Inglaterra, fuertes vientos e inundaciones costeras, y posiblemente incluso tormentas eléctricas severas y algunos tornados en Carolina del Norte.

En Virginia, la tormenta dejó sin electricidad a varios miles de hogares y negocios este miércoles por la tarde. La Policía estatal dijo que a las 15:00 horas locales, sus agentes habían respondido a cerca de 200 choques, incluido un accidente en la Interestatal 81 que mató a un hombre de Carolina del Norte.