Tres días después, aquella amena charla de Oribe Peralta y Uriel Antuna con varios jugadores del América al término del Clásico de clásicos aún genera comentarios. El más reciente viene de un exjugador del Guadalajara, quien ahora milita en la Major League Soccer.
Alan Pulido, delantero del Sporting Kansas City y excampeón de goleo con las Chivas, considera que lo hecho por el Cepillo y el Brujo no fue lo adecuado, sobre todo por el dolor que significó para la afición rojiblanca caer ante el acérrimo rival.
“Siempre tendrás tiempo para saludarlos, pero no acabando el partido”, sentencia Puligol, mediante una videoconferencia.
Pese a no ser formado en las fuerzas básicas del Rebaño Sagrado (lo hizo en los Tigres), el tamaulipeco logró completa identificación con los rojiblancos, por lo que entiende perfectamente lo que será visto con buenos ojos por los fanáticos.
Pulido confiesa que también ha charlado y hasta intercambiado camisetas con varios contrincantes, pero rechaza que esto suceda pocos segundos después del silbatazo final y en una zona donde hay muchas cámaras de televisión. Asegura saber respetar el protocolo que demandan los aficionados de cualquier equipo.
“Hay momentos para todo este tipo de actos, pero para eso están los vestidores; incluso, después de que pase el enojo de no ganar un partido como estos”, asegura. “Cada uno toma sus decisiones y cada cabeza es un mundo. Yo lo hago, pero en el vestidor ya cuando terminó el partido, ya que tomas la ducha, y ya que estás relajado”.
Por lo que no está de acuerdo con lo realizado por Peralta y Antuna.