En 2020, la crisis en materia de libertad de expresión en nuestro país se agravó, con un aumento de 45 por ciento en las agresiones contra periodistas respecto a 2019, reportaron las organizaciones Reporteros Sin Fronteras (RSF), Artículo 19 y el Comité para la Protección de los Periodistas.

En la conferencia de prensa virtual, "México: Retrocesos para la libertad de expresión", integrantes de estas agrupaciones expusieron que la prensa mexicana sigue viviendo un clima de violencia e impunidad sin precedentes, además de que la libertad de expresión ha empeorado significativamente.

“México en el año 2020 es el país más letal para periodistas a nivel mundial. Según cifras de organizaciones internacionales, es el país donde los niveles de violencia no sólo se han mantenido sino que han aumentado”, acusó Jan-Albert Hootsen, representante del Comité para la Protección de los Periodistas.

Las organizaciones llamaron al Gobierno federal a diseñar una política de justicia transicional contundente para acabar con la impunidad en los asesinatos, desapariciones y violencia en contra de los periodistas en México. También instaron a las autoridades a informar qué medidas y políticas implementarán en adelante para detener la espiral de violencia contra la prensa y acciones que tomarán en el combate a la impunidad en los crímenes contra la libertad de expresión, con el objetivo de brindar garantías de no repetición y acceso a la justicia.

En el encuentro virtual, las organizaciones coincidieron en que el Gobierno y las empresas periodísticas han fallado en otorgar garantías a periodistas y medios de comunicación durante la pandemia por el virus SARS-CoV-2.

De acuerdo con Artículo 19, de abril a la fecha 32 periodistas han muerto en México a causa del Covid-19, varios contagiados durante sus coberturas. Ademas, documentó de marzo a septiembre 73 ataques a profesionales que cubrían asuntos relacionados con la emergencia sanitaria.

En materia de prevención, las organizaciones pidieron poner fin desde todos los ámbitos y niveles de Gobierno a la estigmatización contra la prensa mexicana y reconocer su rol esencial para el fortalecimiento de la democracia.